El Gobierno profundiza la transformación del área energética

El Gobierno, con Eduardo Rodríguez Chirillo a cargo de la Secretaría de Energía, avanza en su objetivo de llevar adelante un profundo recambio en organizaciones controladas por el Estado que cumplen funciones clave en la gestión diaria del sector energético.

En la lista figuran los entes reguladores -el ENRE y el ENARGAS-, y la empresa Cammesa. Pero ¿qué función cumplen estos organismos y cómo impactarán los cambios que se apliquen a la producción, la distribución y el consumo de energía?

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) es el organismo que controla que las empresas que brindan el servicio eléctrico cumplan con sus obligaciones. Están bajo su radar las generadoras y transportistas de electricidad de todo el país, y las distribuidoras Edenor y Edesur, que llevan la electricidad hasta los usuarios del AMBA.

¿Cuáles son sus tareas? Fundamentalmente, el ENRE debe proteger los derechos de los usuarios y verificar que la prestación del servicio no ponga en riesgo a las personas ni perjudique su salud o al ambiente. Y se encarga de fijar las tarifas, es decir, el precio que se debe pagar por el servicio de la luz.

Por su parte, el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) es un organismo autárquico que tiene a su cargo las funciones de regulación, control, fiscalización y resolución de controversias en el servicio público de transporte y distribución de gas de la Argentina.

Lea la nota completa en TN.

    Diplomatura en producción de litio