Sigue en caída la producción y reservas de hidrocarburos

Un informe reciente de Corficolombiana advierte sobre la dependencia de Colombia de ciertos campos petroleros, lo que podría llevar a un desabastecimiento en el futuro. Según la empresa de servicios financieros, el 65% del aumento en la extracción desde la pandemia proviene principalmente de los campos Caño Sur e Índico, mientras que el 54% de los pozos activos han reducido su rendimiento.

En 2024, Colombia tiene 342 campos petroleros activos, lo cual es una disminución significativa en comparación con los 417 campos activos en 2019. Según Corficolombiana, la cantidad actual se sitúa en 790.000 barriles diarios, pero la dependencia de unos pocos campos es motivo de preocupación para los expertos del sector. Además, el volumen de 92.000 barriles diarios en la actualidad es inferior a los niveles registrados en años como 2019 y 2015.

La situación se agrava debido a la disminución de las reservas probadas de petróleo y gas y la creciente dependencia de hidrocarburos importados. Desde 2023, Colombia ha importado gas de Estados Unidos y Trinidad y Tobago. Corficolombiana informa que el país ahora depende de importaciones para el 30% de su suministro total de gas. Se proyecta que la demanda local de gas superará la oferta a partir de 2025, con un déficit que podría exceder el 50% para 2027.

Lea la nota completa en Infobae.

    Diplomatura en producción de litio