El gran descalabro de la eólica marina

En una decepcionante subasta, el Gobierno del Reino Unido no logró recibir ninguna oferta para el desarrollo de energía eólica en mar abierto, un sector que ha sido, hasta la fecha, una de las principales banderas ecológicas del país.

Un retroceso inesperado

Después de un prometedor 2022, en el que se adjudicaron contratos para casi 11 GW, la quinta ronda del programa Contracts for Difference (CfD) no cumplió con las expectativas. De un potencial de 5 GW de energía eólica offshore, solo se logró concretar un 3.7 GW de capacidad total en la subasta.

Agravando el panorama, ningún proyecto eólico offshore participó en esta ronda. Este resultado supone un fuerte contratiempo para el Reino Unido, país que ha impulsado con fuerza la adopción de este tipo de energía renovable.

Lea la nota completa en Ecoinventos.

    Diplomatura en producción de litio