El pedido de las empresas para acelerar obras en Vaca Muerta

Las transportistas y distribuidoras de gas defenderán el próximo miércoles 4 de enero en audiencia pública sus propuestas para los aumentos de tarifas en 2023, con los que buscarán recuperar el atraso acumulado frente a la inflación desde 2019.

Entre los documentos que elevaron las empresas al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Transportadora de Gas del Norte (TGN) sorprendió con un pedido para que el Gobierno les autorice un incremento extra del 15% para financiar una obra vital para la Argentina, que es la ampliación y reversión del Gasoducto Norte y que permitiría a la brevedad la sustitución de importaciones de gas natural de Bolivia.

Por qué sube el dólar blue, según el Gobierno

Economía controlará fondos de la ANSES, el PAMI y empresas públicas

Según figura en su propuesta, TGN -que pertenece en un 56% a GasInvest, una sociedad de Tecpetrol (Paolo Rocca) y Compañía General de Combustibles (CGC, de Eduardo Eurnekian)- considera que le hace falta un 148% de aumento de base en su remuneración para las inversiones en mantenimientos de la red de gasoductos, pagar salarios, impuestos y costos financieros.

Paolo Rocca, CEO de Techint, es junto a Eduardo Eurnekian dueño de TGN, que propone apurar obras

El porcentaje es similar a lo que pide el resto de las licenciatarias de los servicios públicos de transporte y distribución de gas natural por redes, como TGS, Metrogas, Naturgy y Camuzzi, entre otras firmas.

Pero además, con percibir unos $ 3236,2 millones en 2023 adicionales, TGN se declara en condiciones de ejecutar en apenas 10 meses desde que le concedan esos ingresos la ampliación de capacidad de transporte del Gasoducto Norte y la reversión de 7 a 10 millones de m3 diarios (MMm3/d), desde su actual flujo Norte-Sur, para que ingresen las importaciones de gas de Bolivia hasta los centros de consumo, al flujo Sur-Norte, para que empiece a llegar el gas de Vaca Muerta hasta el Litoral.

La reversión del Gasoducto Norte, que opera TGN, forma parte del Plan Transport.Ar y es una de las obras complementarias a la segunda etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) de Vaca Muerta, que estaría listo entre 2024 y 2025, con financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil y el Banco de Desarrollo de América Latina (ex Corporación Andina de Fomento, CAF).

Plazo fijo o dólar, como será la carrera en 2023

En concreto, TGN busca agilizar con fondos que vienen de los usuarios de gas (hogares, comercios e industrias) todos los procesos para hacerse cargo de una obra que igualmente tiene planeado el Estado nacional a través de la empresa pública Energía Argentina (ex Enarsa), aunque tardaría más tiempo en realizarse.

Lea la nota completa en El Cronista.

    Diplomatura en producción de litio