Iberdrola pone en marcha el mayor parque eólico marino

En concreto, la instalación ha comenzado ya a suministrar energía verde a Massachusetts, Estado al que abastecerá de electricidad eólica y de luz a más de 400.000 hogares, lo que supone más de la mitad de una ciudad como Boston o a toda la isla de Mallorca, ha destacado la compañía.

El proyecto, que espera tener cinco turbinas funcionando a pleno rendimiento en los primeros compases del año, ha contado con 3.000 millones de dólares de inversión (más de 2.700 millones de euros al cambio actual) garantizados mediante contratos con las tres principales empresas eléctricas del Estado.

El parque comenzó su construcción en 2021 y estará en pleno funcionamiento este mismo año, evitando la emisión de más de 1,6 millones de toneladas de CO2 al año. Cada una de las turbinas, cuyas piezas de transición han sido fabricadas por la asturiana Windar Renovables, permitirá proporcionar energía a más de 6.000 hogares y empresas.

Un precedente para la industria eólica en EEUU

Formadas por una torre, tres palas y una góndola, cuentan con una capacidad nominal de 13 megavatios (MW), «lo que la convierte en la turbina más grande del mundo occidental«, según ha remarcado Iberdrola, que ha añadido que, con una sola rotación, esta turbina puede suministrar energía a un hogar de Massachusetts durante todo un día.

«Estamos entregando la primera energía eólica marina limpia a la red de Massachussets. Estamos en un momento decisivo para la acción climática en Estados Unidos y estamos viviendo un amanecer para la industria eólica marina del país. A medida que la capacidad de este proyecto histórico se vaya poniendo en marcha, seguiremos apoyando a todos los socios que han hecho posible este logro con el objetivo de abaratar la factura de la luz en los hogares de Massachussets.», ha subrayado Pedro Azagra, consejero delegado de Avangrid, filial estadounidense de Iberdrola.

Avangrid y el grupo inversor danés Copenhagen Infrastructure Partners (CIP), copropietario del proyecto, anunciaron el pasado mes de octubre que ‘Vineyard Wind 1’ había cerrado un paquete de capital fiscal por valor de 1.200 millones de dólares (unos 1.135 millones de euros), siendo éste el primero de su tipo para energía eólica marina a escala comercial con tres bancos con sede en Estados Unidos.

Empresas de otros países que han participado en el proyecto

La empresa española Windar Renovables ha sido la encargada de fabricar las 62 cimentaciones de los aerogeneradores. El contrato, por un importe cercano a los 100 millones de euros, ha supuesto la creación de cerca de 400 empleos en sus instalaciones de Asturias.

Por su parte, la italiana Prysmian Group se ha ocupado de la puesta en marcha del sistema de cable submarino que conecta el parque eólico marino con la red eléctrica continental de Estados Unidos. En total, se han requerido más de 134 kilómetros de cable eléctrico de corriente alterna de alto voltaje.

La empresa estadounidense Southwire, por su parte, se ha encargado del diseño, la fabricación y la instalación de los más de 51 kilómetros de cable de alta tensión terrestre.

Lea la nota completa en Comprador Energético.

    Diplomatura en producción de litio