Japón se prepara para nuevas plantas nucleares en el cambio posterior a Fukushima

Japón está preparando un gran cambio en la energía nuclear, con el primer ministro Fumio Kishida anunciando planes para considerar la construcción de nuevas plantas, en lo que sería un descanso de más de una década de política energética.

Con los precios de la energía disparándose a raíz de la invasión a gran escala de Rusia de

Ucrania, Kishida dijo que Japón reiniciaría más plantas nucleares cerradas después del desastre de Fukushima en 2011 y también estudiaría el desarrollo de reactores de próxima generación.

El primer ministro ya había anunciado el reinicio de algunas plantas después de que Tokio estuvo a punto de sufrir un apagón este año, pero sus planes tentativos para nuevos reactores nucleares serían un giro en U en la política posterior a Fukushima.

No se han construido nuevas plantas desde el desastre de 2011, cuando el terremoto más grande en la historia japonesa registrada llevó a la fusión de tres reactores en la planta de Fukushima Daiichi.

El gran aumento de los precios mundiales de la energía impulsado en gran medida por la guerra de Ucrania ha hecho que otros países reconsideren la política energética, especialmente Alemania, que está reconsiderando su plan, decidido después de Fukushima, para salir de la energía nuclear a finales de año.

La política energética de Japón ha estado en parálisis desde que el desastre de 2011 provocó el cierre de la mayoría de sus reactores nucleares. Eso ha obligado a la economía avanzada más grande de Asia a quemar carbón, gas natural y fuel oil adicionales, incluso cuando se compromete a lograr cero emisiones netas de carbono para 2050.

Debido a que Japón importa la mayor parte de su energía, también se ha visto muy afectado por el aumento de los precios de las materias primas. El país depende de Rusia para aproximadamente el 9 por ciento de su gas natural licuado.

Antes de Fukushima, Japón obtenía alrededor de un tercio de su electricidad de 54 reactores nucleares. Ahora, solo seis están operativos con reinicios obstaculizados por una serie de incidentes de seguridad y una profunda desconfianza pública hacia Tokyo Electric Power Co, el propietario de los tres reactores que se fundieron en Fukushima.

En julio, Kishida reveló planes para reiniciar la mayoría de los 10 reactores nucleares que han recibido autorización para evitar una escasez de electricidad en los meses de invierno.

Lea la nota completa en Daily Energy Bulletin.

    Diplomatura en producción de litio