Las grandes petroleras se sumergen en aguas profundas

Los grandes productores de petróleo y gas (ExxonMobil, Shell, Chevron, BP, TotalEnergies y Eni) seguirán siendo prudentes en el gasto de exploración este año, en el que la actividad de perforación se prevé intensa. Según la investigación de Rystad Energy, estos grandes productores habrán gastado una media combinada de 7.000 millones de dólares cada año entre 2020 y 2024, un descenso considerable respecto al cuatrienio anterior, durante el cual el gasto medio total fue de 10.000 millones de dólares.

A pesar de la restricción presupuestaria, las perforaciones de frontera alimentan el optimismo de cara a un año productivo, en particular los proyectos en aguas profundas del Margen Atlántico, el Mediterráneo Oriental y Asia. El año pasado se produjo un aumento significativo de la superficie adjudicada a los principales operadores, que alcanzó los 112.000 kilómetros cuadrados, lo que supone un incremento del 20% respecto al año anterior. En particular, todos los bloques adjudicados se encontraban en alta mar, con un 39% en el segmento de plataforma, un 28% en aguas profundas y el 33% restante en aguas ultraprofundas.

La tendencia indica una inclinación significativa hacia aguas más profundas, con más de la mitad de los bloques adjudicados en aguas profundas o ultraprofundas. Este enfoque se refleja en la actividad de exploración global, y los analistas de Rystad Energy predicen aproximadamente 50 pozos exploratorios más en aguas profundas y ultraprofundas este año en comparación con 2023. Aproximadamente el 27% de todos los pozos de exploración en alta mar perforados el año pasado fueron en aguas profundas/ultraprofundas, mientras que este año esperamos que la proporción de este tipo de pozos aumente a alrededor del 35%.

Lea la nota completa en El periódico de la Energía.

    Diplomatura en producción de litio