YPF fortalece sus inversiones, pero ExxonMobil busca compradores de sus activos

En el inicio de la segunda mitad de febrero, Vaca Muerta ha vuelto a acaparar la atención de empresarios y economistas por las estrategias contrapuestas de inversiones que decidieron implementar la petrolera de mayoría estatal YPF y la estadounidense ExxonMobil.

Mientras YPF salió a difundir por las provincias los alcances de nuevo plan estratégico denominado «4X4», con el que apunta a concentrar la mayor parte de sus inversiones en Vaca Muerta con el fin de cuadriplicar el valor de la empresa en los próximos cuatro años; ExxonMobil se encamina a dar otro paso para retirarse de la cuenca neuquina con la recepción de las ofertas de las petroleras interesadas en quedarse con las áreas no convencionales y acciones en Oldeval que tiene en venta desde mediados del año pasado.

A modo de anticipo de la exposición oficial que hará el 4 de marzo ante accionistas e inversores; el presidente de YPF, Horacio Marín confirmó que el plan de acción cuatrienal focalizará las inversiones en el desarrollo y expansión de su presencia en Vaca Muerta con la mira puesta en poder incrementar las exportaciones de hidrocarburos a unos u$s30.000 millones en 2030 y llevar el valor de la acción en Wall Street de los actuales u$s16,40 a u$s60.

Junto con el direccionamiento del 80% de las inversiones para la explotación de petróleo y gas no convencional de la cuenca neuquina, los otros tres pilares del plan estratégico de YPF consisten en: la salida de las áreas y los pozos convencionales localizados en la región patagónica; una mayor productividad en los segmentos de upstream (exploración y producción) y midstream (transporte de petróleo y gas) y la puesta en marcha del proyecto de exportación de GNL en sociedad con la malaya Petronas.

Lea la nota completa en IProfesional.

    Diplomatura en producción de litio